tendencias-ecommerce

Las cifras de ventas de ecommerce a nivel mundial crecen de forma exponencial, tan solo en Latinoamérica las ventas se han multiplicado por tres durante los últimos siete años. Durante 2018 la región creció un 24,5% según un reporte de la International Data Corporation (IDC).

Las tendencias dentro de ecommerce recogen la predisposición del mercado a adoptar nuevas funcionalidades que influyen en la mejora de la experiencia del cliente. Esas mejoras pueden deberse tanto a avances tecnológicos como al uso de nuevas técnicas de marketing.  El entorno del eCommerce se nutre de la innovación para mejorar y acercarse cada vez más al usuario.

10 tendencias para ecommerce en 2019

Omnicanalidad: Es una evolución de la multicanalidad. Esta última consiste en ofrecer distintas experiencias en múltiples canales, mientras que la omnicanalidad ofrece una única experiencia en múltiples canales. Se facilita el ciclo de vida del cliente y se construye una relación más allá de la venta. La empresa cambia el concepto de adaptación: no se trabaja en construir una experiencia para el consumidor, sino en responder con la experiencia a un comportamiento de aquél.

La omnicanalidad tuvo su origen por la incursión del negocio tradicional en el medio online. Ahora, se produce el fenómeno contrario y es el negocio online el que abre canales adicionales  (Amazon, ya tiene tiendas físicas)

Big Data: El uso de las técnicas de big data es la evolución del business intelligence. Las empresas han aplicado siempre la inteligencia del negocio para identificar nuevos segmentos entre sus clientes y diseñar nuevas acciones. La llegada del big data ha añadido nuevas funcionalidades: la capacidad de analizar un gran volumen de datos y realizar análisis predictivos sobre esos datos. Dicha tecnología ayuda a las empresas a detectar patrones de comportamiento para descubrir nuevas oportunidades. Es la era del smart e-Commerce.

Innovación en el contenido: En la era del prosumer, el contenido es una herramienta de fidelización. El contenido es el rey, es el que mueve al cliente. Las empresas que desean construir una relación duradera con el consumidor, estrechar lazos en los canales sociales y construir una imagen de marca. Deben de contar con una solida estrategia de contenidos. 

Evolución hacia los marketplaces: En algunos sectores como el textil, la tendencia es acercarse al modelo de marketplace. Es una estrategia a considerar cuando un negocio se lanza a un nuevo mercado. Aunque la asociación con un marketplace reduce el margen de beneficio, el volumen de ventas compensa esa reducción. La tendencia predice un boom de las PYMES en eCommerce para los próximos años. Las estrategias se adaptarán al tamaño y necesidades del negocio en las pequeñas y medianas empresas. Los marketplaces son una vía de entrada en eCommerce más sencilla, porque requiere una menor inversión. 

La irrupción de internet de las cosas (IOT) en el comercio electrónico es un concepto que hace referencia a la conexión digital de objetos que utilizamos cotidianamente con internet (Smart Tv, wereables, smartphones, reproductores de música, etc.) La tendencia de estar conectados abre un mundo nuevo de posibilidades para que las empresas se adapten a esos dispositivos y se construyan formas novedosas de comunicación con los clientes. Los consumidores ya no se limitan a tener información, sino que quieren conocimientos del comprador sobre el entorno digital y la forma en que las empresas usen su conocimiento sobre el cliente, lo que determinará el patrón de conducta entre empresas y consumidor y que además se traducirá en un valor económico real.  

Comercia electrónico local. En plena era de internacionalización, la tendencia es la de operar a nivel local. Wallapop o Lego, que son modelos de negocios de compraventa, centran su área de operación en ámbitos locales. Esta estrategia les permite abaratar los costes y competir en precio. Es una forma diferente de operar en eCommerce para los negocios que tienen una dependencia de cercanía al punto de venta. 

El entorno mobile y del social commerce: En el comercio electrónico el dispositivo móvil añade funcionalidades que enriquecen al eCommerce tradicional (movilidad). El entorno multidispositivo aprovecha las características del teléfono celular para innovar en el proceso de compra (geolocalización, uso de códigos BIDI, nuevos medios de pago, etc.) y ofrecer experiencias nuevas (añadir elementos al carrito de compra con sólo escanear el código BIDI, pagar a través del celular y recoger el pedido sin esperar largar filas, comprar entradas de cine digitales, etc.)

Las redes sociales también evolucionan, ya no es únicamente un canal informativo: Facebook, Twitter y Pinterest se preparan para vender y ofrecen nuevas funcionalidades a las empresas de eCommerce (disponibilidad del catálogo de productos en la página de Facebook, nuevos formatos publicitarios integrados con la tienda online, etc.).

Fast delivery: Las nuevas tendencias de la logística apuestan por seguir acortando los plazos de entrega. Los operadores logísticos se especializan en zonas urbanas concretas. El objetivo de esta estrategia es entregar en menos de 24 horas. También se realizan innovaciones en el modelo productivo, un ejemplo es la fabricación bajo demanda (crowd supply). Estas innovaciones aprovechan las sinergias con la logística para acortar cada vez más los tiempos de entrega, integrando así toda la cadena de producción y distribución. Es la era de la revolución logística:hay que ofrecer rapidez, garantía en la entrega y confianza.

Tendencia hacia una personalización creciente: Existe un entorno de hiperestimulación publicitaria que complica la efectividad de las empresas para impactar al comprador. La publicidad invasiva queda atrás para dar paso a una publicidad más segmentada y centrada en las preferencias del cliente. Esta tendencia es especialmente relevante en las redes socials, donde se utilizan diversos criterios de segmentación (edad, ubicación, dispositivos utilizados, conexión, intereses, preferencias, etc.). 

Dropshipping: Es la última tendencia en comercio electrónico. Consiste en la externalización de la logística y tiene como principal ventaja que el comercio electrónico sólo necesita la conexión con el proveedor para acceder al catálogo de productos y llevar a cabo las operaciones. No se requiere una gestión de los proveedores, ya que éstos se integran con el dropshipper. Además, la gestión del almacén, la recepción de mercancía, entrega logística, gestión de las devoluciones, situaciones… en definitiva, las operaciones relacionadas con la cadena logística, las trabaja el proveedor. Esto simplifica las operaciones y reduce los tiempos para lanzar un negocio en línea. Se puede encontrar además en este medio a dropshippers generalistas y otros especializados en el mercado, por lo que la variedad del catálogo de productos se adecua a las necesidades de cada sector.  

Fex Cortés

Fex Cortés

Fex Cortés es fundador de MKT Total, plataforma líder de marketing. Es Director de Comunicación en la American Marketing Association México City Chapter y embajador de marca en Latinoamérica para Benchmark Email.

Hoy se desempeña como Head of Digital Performance en la agencia publicitaria Kolter Lang. Su más reciente proyecto, Poder y Finanzas, pretende romper paradigmas en el mundo financiero para una apertura a un mundo global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *