El comercio electrónico es un canal de ventas que hace posible realizar transacciones las veinticuatro horas del día, durante los 365 días del año con clientes de cualquier parte del mundo. La tecnología pone a disposición de los consumidores una forma de comunicación  (canales de comunicación) y ellos deciden si las usan o no. El consumidor de comercio electrónico ha elegido la omnicanalidad.